No es el Árbol de Navidad, ni la chímenea. La Navidad es el calor que vuelve al corazón de las personas, la generosidad de compartir con otros y la esperanza de seguir adelante.

 

Feliz Navidad y Prospero Año 2020.